Fundación Universitaria Los Libertadores

Artículos

¡Quien lo vive es quien lo goza! Un carnaval en tiempos de pandemia

Carnaval de Barranquilla. Una fiesta para disfrutar y nunca olvidar. Foto shutterstock

Barranquilla está llena de flores, de colores y sabor. Este año vive una crisis por los tiempos de la Covid-19 , con muchas pérdidas no solo de dinero sino también en su folclor.

Redactado por: Luisa Fernanda Panqueva

Se baila al son de la cumbiamba, del garabato, del bullerengue, es Barranquilla, la “Arenosa”, ciudad de folclor, ubicada en la costa del caribe de Colombia, donde cada año se celebra, cuatro días antes del miércoles de ceniza, un carnaval colmado de emociones y de sensaciones para muchos, donde se respira un aire de alegría y gozadera  desde el día 23 de febrero. En el aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz, reciben a los extranjeros con mucho bullicio, sabor, gozo y mujeres hermosas, en esos cuatro días todos piensan en celebrar, en sentir las comparsas, y escuchar la música que penetra en el interior de las venas que  hace que los corazones palpiten muy fuerte.

Es por esto que en los barrios como Alfonso López, barrio Bajo, Bellavista Boyacá, centro y otros sectores de la ciudad, eligen cada  año una reina que representa el carnaval. Las bellas candidatas van en sus carrozas bailando y saludando a los espectadores, que están disfrutando de la música,  y de las comparsas  como la guacherna, la batalla de las flores, la gran parada de tradición y folclor, la de fantasía, festival de orquestas, entre muchos más eventos llenos de colorido, diseños maravillosos y espléndidos encantos.

Felicidad, libertad y expresión corporal Carnaval de Barranquilla. Foto tomada por Luisa Panqueva

En el ambiente se percibe el respeto hacia los hombres que utilizan atuendos de mujer y también a las mujeres que exhiben sus cuerpos, sin importar las contexturas, si son altas o incluso bajitas, les hacen silbidos, hasta les solicitan una foto para posar con ellas y tener la imagen de recuerdo de la gran fiesta. Se ven muchos niños con pintura negra por todo su cuerpo y pasan por todo lado tomándose fotografías y tratando de recolectar dinero para una bolsa con agua. Cada carroza representa algo diferente como; Farmatodo, RCN, Caracol, Águila, cada uno lleva su música, su alegría y la felicidad al cien, pero lo que ninguna de estas personas tenía  pensado es que este gran festival tendría un cambio radical en época de pandemia.

Aunque cada año se vivía esa alegría, se sentía las emociones, este 2021 no fue igual ya que, por temas de la Covid-19 decidieron que el carnaval fuera virtual, claramente para muchas personas no fue algo agradable, por  las pérdidas monetarias según la información de la Oficina de Turismo de la Alcaldía, esta celebración aporta el 1,7% a la economía de la ciudad, donde también se hizo un cálculo de lo que en el 2020 esta celebración dejó a la capital atlanticense si bien la festividad  movió más de $400.000 millones, es decir que en el 2021 ni la mitad se alcanzaría a reunir por ser virtual. Pero este año, sin público en las calles, los más afectados serían los trabajos indirectos, la economía informal.

Solo se espera que aquellos barrios que se preparaban para esta celebración, los vendedores informales, incluso el turismo, el año 2022, sea todo diferente y  el carnaval se pueda celebrar con normalidad y que cada barranquillero, los turistas y las personas en general disfruten nuevamente el Carnaval de Barranquilla y vivan la gran experiencia del folclor.

Celebración Carnaval de Barranquilla de la Marimonda. Fotografía tomada  por Luisa Panqueva.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facultad de Ciencias de la Comunicación | Fundación Universitaria Los Libertadores | Vigilada Mineducación | Copyright © 2021 | Todos los derechos reservados

Connect