Fundación Universitaria Los Libertadores

Proyectos

En este espacio podrá disfrutar de algunos contenidos destacados creados a partir de investigaciones hechas en aulas de clase.

En A sangre fría. Una vida cuesta 10 dólares

Por Yeimi Lorena Rojas, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

¿Cada cuanto escuchamos, leemos, o vemos la muerte de una familia? este es el caso de los Clutter, inspiración de Truman Capote, el autor del relato A Sangre Fría, una novela periodística, que logró el éxito y reconocimiento, donde narra la muerte de Herbert William Clutter, Bonnie Clutter, Nancy Mae Clutter y Kenyon Neal Clutter, una familia asesinada por Perry Smith y Richar Hickock, el sábado 14 de noviembre de 1959, en Holcomb Kansas alrededor de las 11:30pm, ingresaron a la casa de la familia Clutter, en búsqueda de 10.000 dólares que deseaban robar, pero no lo hallaron, golpearon las paredes esperando descubrir  una caja fuerte, al notar que no había nada, asesinaron a la familia uno por uno y huyeron de la escena del crimen con aproximadamente 40 dólares.  

La infancia y todos sus andamiajes en A sangre fría

Por Daniela Tazama , estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

En la infancia y adolescencia se desarrolla nuestra personalidad, constantemente estamos viviendo emociones y experiencias que nos forjan para un futuro, pero realmente ¿podemos cambiar ese chip? o simplemente ¿seguimos la misma línea?  

El laberinto de los escritos de una realidad

Por: Laura Valentina Jaimes, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

Si bien es cierto, el mundo siempre ha pensado que la realidad supera la ficción, pero un libro como “A sangre fría” escrito por Truman Capote, desestima por completo esta afirmación; este texto es una novela de no ficción, que lleva al lector a la esencia de cada uno de los personajes, por su descripción y contextualización puntual, tiene la capacidad de ubicar al lector en el espacio, con la diferencia que hasta los aspectos como los olores son un choque con la imaginación, que llevan a nuestro cerebro a que en cada palabra, frase y capítulo viva en esa realidad. Cuando analizamos lo que el libro genera en las personas es inadmisible no pensar en lo que vivió Capote al escribirlo, en su investigación y en la finalización del mismo.

Proximidad. O la leve emulación de A sangre fría

Por: Paula Hernández, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

14 de abril de 1965

A quién pueda interesar

En unas cuantas horas me sacarán de estas celdas, sí, en plural, porque no solo es una física, también hay una intangible, la de mis pensamientos. En otra situación debería celebrar este suceso, pero el motivo de mi partida no es nada grato, ya que hoy es mi ejecución, y como último recurso para dejar rastro de mi existencia escribo estas letras.

El género que creó Truman Capote

Por: Santiago Anzola Cantor, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

Capote, un genio no solo de la escritura, también del engaño, de la egocéntrica, de la falta de tacto y del oportunismo, cualidades que compartiría con Perry Smith y Richard Hickock, unos asesinos que no sabían lo que hacían hasta ver la sangre e intentaron huir de aquel matorral llamado Kansas.

El asesino soy yo

Por: Sebastián Vega Verano, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

¿Qué he hecho?, A partir de esta duda empecé a morir por dentro, aquella noche perdí la humanidad, en realidad nunca había tenido la oportunidad de perderla, fue la primera y la última vez pero sentía como si lo hubiera hecho cada noche durante toda mi vida, apagaba y prendía fuego, una y otra vez, cerraba los ojos y los estallidos calmaban mi furia, para aquel momento nada podía sacarme del golpe de inmoralidad más que acabar con esa tortura, pero era la de ellos al estar atados y pensando que iban a morir aquella noche o solo quería liberarme de mi vida, nunca lo sabré pero ellos tampoco, esa noche perdieron su último soplo de vida y yo perdí el mío aún sin dejar de respirar lo que ellos ya no podían, allí estaba yo, muerto pero sin final.

El asesino que pidió perdón

Por: Cristian Eduardo Piñeros Lozada, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

Perry Edward Smith nació en Nevada un 27 de octubre de 1928, sin que nadie supiera que ese niño se convertiría en uno de los mayores asesinos A sangre fría de Estados Unidos. Los padres de Perry eran acróbatas de rodeo, su madre Flo Buckskin y su padre Tex Smith, la familia se mudó a Juneau, Alaska, cuando Perry recién nacido, y su padre se dedicó a destilar whisky ilegal para poder vivir. Su infancia estuvo llena de problemas, al no poder pagar la casa tuvieron que irse y dormir todos en una camioneta oxidada, a partir de ahí empezaron a dar giras por todo el país para ganar algo de dinero. Cuando ya se hicieron más mayores, sus padres tuvieron que dejar el mundo de las acrobacias y se establecieron a vivir en Reno, Nevada.

Algo grande y llamativo llamado A sangre fría

Por: Yesica Ramírez, estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo.

El libro “A sangre fría” de Truman Capote es interesante desde el capítulo uno, sus descripciones y detalles diminutos tienen la capacidad de atraer rápidamente al lector para que pueda generar fácilmente el ambiente del lugar de los hechos. Y es en este libro principalmente donde el lugar de los hechos no es algo fantasioso, en cambio, es algo en el que podemos tener la advertencia de “cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia” siendo la frase más acertada incluso en la actualidad, cuando han pasado varias décadas del acontecimiento.

Facultad de Ciencias de la Comunicación | Fundación Universitaria Los Libertadores | Vigilada Mineducación | Copyright © 2021 | Todos los derechos reservados

Connect