Fundación Universitaria Los Libertadores

Artículos

La alergia: alteración que le gana el pulso al sistema inmune

Día internacional de la alergia, intolerancia a algunos alérgenos, alimentos, medicamentos y otros. Fotografía: Pixabay.com

La hipersensibilidad, como también es conocida la alergia, se celebra cada 8 de julio, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad con este tipo de alteraciones que se manifiestan en la ciudadanía.

Por: Ludys Sará

La alergia se define como una reacción anormal, que puede ser inflamatoria, donde están implícitos los alérgenos (sustancias extrañas), esas que el sistema inmunológico intenta neutralizar para evitar afectaciones, pero que algunas veces no puede, porque sus defensas o anticuerpos no están lo suficientemente listos para contrarrestar los ataques de determinados elementos, que al final terminan siendo más fuertes y afectan el organismo. Entre los más comunes encontramos: el polen, los ácaros, el moho, la caspa de mascotas, entre otros.  

En los últimos años el ser humano se ha visto afectado de manera abismal con las alergias por el alto nivel de contaminación ambiental. Razón que hace más difícil controlarlas y peor aún, en medio de la pandemia del Covid-19, que resulta muy peligroso para las personas con este tipo de padecimiento. Si antes era de sumo cuidado, con la situación actual los esfuerzos se triplican, tanto de los afectados, del entorno y de los profesionales encargados de estos cambios en el organismo.

La alergia puede afectar cualquier parte del cuerpo, bien sea de manera interna en el aparato digestivo, cuando el organismo no tolera ciertos alimentos como: la leche, el huevo, los mariscos o algunos medicamentos basados en penicilina. Por otro lado, pueden ser manifestaciones respiratorias producto de las sustancias que circulan en el ambiente. También, por los ácaros o el polen. Y por el lado externo, alteraciones en la piel mediante el contacto con insectos (picaduras), detergentes u otros compuestos químicos. Por ello, es de vital importancia la atención cuando el cuerpo expone algo inusual, teniendo como referencia el consumo de alimentos o roces que sean una amenaza para la piel e identificar la alergia para hacer uso del procedimiento adecuado y combatirla de manera eficiente. En su mayoría las alergias no tienen cura, pero los tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas y tener una mejor calidad de vida.

Cabe anotar que cada organismo presenta reacciones distintas y lo que para unos no genera ningún tipo de alteración, en otros puede ser todo lo contrario. De ahí, la importancia de sensibilizarse con quien padece esta anomalía, porque no es una decisión propia, sino algo generado por el organismo, que bien se puede controlar o evitar con la atención en los cambios que este produce.  

El cuidado personal juega un rol importante en quienes padecen algún tipo de alergia y cobra mayor relevancia en estos tiempos difíciles que se viven a nivel mundial a causa de la pandemia, que puede resultar un peligro mayor para la salud humana. La gravedad de las alergias varía según la persona y puede ir desde una irritación menor hasta anafilaxis (reacción que puede poner en riesgo la vida). 

Según la OMA (Organización Mundial de la Alergia), “el 20% de la población mundial sufre alguna enfermedad alérgica de manera frecuente en la colectividad infantil”. Algo para tener en cuenta es que las alergias pueden ser hereditarias, y por eso es necesario realizar estudios en los niños de manera preventiva para tomar las precauciones necesarias ante un posible caso genético.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facultad de Ciencias de la Comunicación | Fundación Universitaria Los Libertadores | Vigilada Mineducación | Copyright © 2021 | Todos los derechos reservados

Connect