Fundación Universitaria Los Libertadores

Artículos

La salud sexual, un derecho que abarca múltiples aspectos para la sociedad

Día Mundial de la Salud Sexual, un derecho fundamental en la vida del ser humano. Fotografía: Freepik.com

El 4 de septiembre de cada año se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, una iniciativa promovida por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) desde el año 2010. 

Redacción: Diana Quintero 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como «un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia».

El objetivo de esta celebración es concientizar a la población acerca de la promoción de los derechos sexuales y su diversidad, así como la salud sexual y reproductiva de una manera placentera, sin discriminación o riesgos. 

Asimismo, trata de divulgar información acerca de los factores de riesgo, enfermedades de transmisión sexual y contagios; así como las precauciones necesarias para una vida sexual saludable. 

Vale destacar, que la sexualidad consta de diferentes factores como el sexo, la identidad de género, el erotismo, el placer, la reproducción y la intimidad. Se expresa en pensamientos, valores, creencias, deseos, actitudes, roles y prácticas.

Por su parte, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) es una organización internacional creada en el año 1978 que agrupa a organizaciones no gubernamentales, sociedades científicas y profesionales en el área de la sexualidad humana, cuyo objetivo principal es promover los derechos sexuales, fundamentados en los derechos humanos universales. 

Además, busca impulsar la salud sexual a través de campañas, eventos y actividades educativas en diferentes regiones del mundo. 

Algunos derechos sexuales contemplados en los derechos humanos son: a) el derecho a la igualdad y a la no-discriminación, b) el derecho a la vida, libertad y seguridad de las personas, c) el derecho a la autonomía e integridad del cuerpo, d) el derecho a una vida libre de tortura, trato o pena crueles, inhumanos o degradantes, e) el derecho a una vida libre de todas las formas de violencia y de coerción, f) el derecho a la privacidad, entre otros. 

Para mantener una buena salud sexual y reproductiva, las personas necesitan tener acceso a información veraz y oportuna, y desde luego a un método anticonceptivo de su elección que sea seguro, eficaz, asequible y aceptable.

Connect