Fundación Universitaria Los Libertadores

Artículos

El TRAP, un género urbano que los jóvenes están tomando como influencia

El Trap, género urbano para jóvenes. Fotografía Freepik.


Redacción: Juliana Sánchez, Pablo Antonio Castro

Investigación: Juliana Sánchez, Pablo Castro, Luisa Arteaga, Dayana Parra. Semillero de Periodismo y Medios. Programa radial Rebobinando.

Los mensajes de violencia, sexo y machismo que transmite el Trap están generando influencias negativas en los adolescentes, a causa de su letra directa y en muchas ocasiones ofensiva.  

El Trap, que en español significa trampa, viene del argot inglés que hace referencia a los lugares donde se vende droga ilegalmente, se entiende como el subgénero del hip hop y el rap, producido durante la década de los 90´s en Estados Unidos. Un estilo musical relacionado con la droga y en sí, en las diferentes problemáticas sociales, por lo que utiliza un lenguaje informal. Este ritmo ha generado un impacto durante los últimos años, causando debates a nivel global entorno a la diversidad de contenidos: la identidad cultural, la libertad de expresión y las situaciones que viven a diario los adolescentes. 

A pesar de ser considerado como un género vulgar y sin buen contenido,  ha ocasionado polémicas en el ámbito musical, dando lugar a análisis considerados por su letra. La música siempre ha jugado un papel esencial en la sociedad, es por eso que las ciencias sociales y en concreto la sociología han dedicado tanto tiempo y esfuerzo a descifrar el sentido subyacente de la relación entre la música y el cambio social.

Su influencia ha creado estereotipos en los jóvenes. Por ejemplo, las mujeres son tratadas como objetos de placer, sin valor y sin poder de decisión; aún así, algunas cantantes como Karol G, Cazzu o Mestiza, son representantes de este género y  han cambiado esa perspectiva con sus canciones. De igual manera, se puede considerar como una mala influencia  el cantar insultos  que son “normalizados” para la mayoría de la  juventud, ignorando el contexto sociocultural en el que han sido formados.

En ese sentido, se ha interpretado el uso de algunas palabras como “bitch” que traduce al español “perra” o “puta”, y que en este lenguaje del trap significa “novia” o “levante”; palabra como “nigga” que es utilizada sin ánimo de ofensa, así mismo, palabras como Booty que tiene como connotación de nalgas y que son usadas por  artistas como Jennifer Lopez, Iggy Azalea, C. Tangana y Becky G popularizando el uso de su jerga en su música, haciéndolo sensual y divertido, lo que genera la mayor problemática, ya que, la cultura y el contexto común de los diferentes países donde este tipo de música es escuchada, tienen una interpretación literal de estas palabras.

Sus letras son de  los temas menos aceptados por la sociedad como las drogas, la calle, xenofobia, el sexo o la violencia. Yung Beef, el integrante del grupo español de música Trap, Pxxr Gvng, define al género como “Cocaína y follar”.

Si se escucha una canción de Trap, se asocia con el Reggaetón, pero según el cantante de rap Mateo Montaño  «El Trap es mucho más lento, un poco más psicodélico. Son sonidos hechos para gente que consume ciertas sustancias y se estimulan con estos sonidos». Por lo que resulta siendo una información que muchas veces opaca historias y situaciones, las cuales, otros cantantes buscan exponer con un mensaje diferente.  

Vale la pena resaltar que el Trap es un género encasillado en un paradigma que rompe tabúes y los saca a la luz; siempre ha mostrado lo prohibido. Pero también hay otra cara de este estilo musical, por medio de artistas como: Redimi2, Vico C, Lizzy Parra, Natan El Profeta, entre otros, quienes han transformado al Trap para verlo como un estilo musical más, con su ritmo, melodía, instrumentos  beats bombo y caja, incluyendo todo lo que tiene ese formato pero cambiando el mensaje, evidenciando con las letras de sus canciones poseen un significado diferente.

Finalmente, no se puede encasillar a un género musical, ya que con el Trap se evidencia que no importa el ritmo sino su contenido. Aunque durante los últimos años el Trap ha sido pieza fundamental a nivel mundial como influencia, se debe tener en cuenta qué tipo de música escuchan los adolescentes y cómo ésta aporta o contamina sus vidas y decisiones.

Connect