Fundación Universitaria Los Libertadores

Proyectos

Los límites de Triangle

Redactado por: Cristian Eduardo Piñeros Lozada
Taller de Periodismo Narrativo y Literatura
Programa de Comunicación Social-Periodismo FULL.

Transcurre un día normal en la ciudad de Inítes, con nubes grises, un pequeño chubasco y un clima frío. En el norte de la ciudad, exactamente en el barrio Triangle vive Emma, una mujer muy bella, de hecho, se dice que es la mujer más bella de la ciudad. Emma vive una vida tranquila en Inítes, con sus dos perros de raza cocker y biggle respectivamente, el cocker de nombre Cronos y el biggle que es el más inquieto de los dos, Oa.

El barrio Triangle se llama de esta manera no para escucharse de una u otra forma llamativa, sino que su forma de triángulo produjo que se le bautizara con este nombre. En el barrio Triangle cuando más cerca se está de su punta, más peligro se corre, esto debido a que el barrio tiene cierta división en la mitad de él, de la punta a la mitad se pueden encontrar drogas en cada esquina, consumo de las mismas, vagabundos mendigando una moneda y si no se las dan, bueno, ya se sabe que puede llegar a suceder.

Triangle en su parte más ancha es un barrio fino, muy bien adornado, se pueden apreciar colores vivos en cualquier esquina, es muy reconocido el parque central, pues ahí por lo general sacan los perros y es muy lleno, parque el cual, queda a escasos metros de la casa de Emma. Al pasar de la mitad de Triangle se puede observar cómo poco a poco llegando a la punta cada casa se hace más opaca, las tiendas ya no abren completamente, sino que atienden por ventanillas, algunos lugares están abandonados y parecen fosas de paso para los habitantes de esta parte de Triangle. Al llegar a la punta de Triangle, todo es gris y negro, solo hay oscuridad y no se sabe cómo la gente puede vivir allí, pues el hedor a azufre que expulsa la punta de Triangle es insoportable hasta para el mismo diablo.

Emma por lo general a las dos de la tarde saca a Cronos y a Oa al parque diagonal a su casa, pero ella notaba que Cronos no tenía intención de salir esa tarde, se notaba desesperado y un poco ansioso, algo no muy normal en él porque es un perro muy calmado, al notar esto, Emma decide dejar en el balcón un rato a Cronos y solo salir con Oa, pues no se tardaría más de quince minutos. Antes de salir toma una ducha, baña su largo y liso pelo rubio, salió de la ducha y con sus delicadas manos empieza a vestirse, hoy quiere lucir una hermosa chaqueta de cuero color café, que convine con sus ojos color verde, una camisa negra, un jean azul y unas botas negras. Antes de salir toma con su mano derecha el celular y con la izquierda sus cigarros, que en su día a día no pueden faltar.

Al llegar al parque Emma nota que está un poco sola, no le da importancia ya que ella vive en el lado agradable de Triangle y decide soltar a Oa para que pueda hacer sus necesidades, y corretear por el parque. Emma no se cansa de ver correr a Oa, mientras lo observa prende un cigarro y empieza a consumirlo con mucho placer y una sonrisa en su rostro, de repente su celular suena, es la llamada de un banco, y al escuchar que se trata de esto decide colgar y guardar de nuevo su celular en el bolsillo, pero en ese segundo en el que guarda el celular, Oa corre tras de una paloma. Emma sale corriendo tras de él, claramente no lo puede alcanzar, pero lo sigue viendo a la distancia, después de corretear unos cinco minutos Oa baja la velocidad y Emma ya exhausta empieza a caminar tras de él, un poco a lo lejos pues se encontraba a unos 50 metros de ella.

Emma sin darse cuenta llegó al lado peligroso de Triangle, en el ambiente se siente un olor un poco fuerte a basura y desechos, la tonalidad cambia por completo, todo es opaco y la energía que transmite el lugar no es la mejor, Emma intenta llamar desesperadamente a Oa pues tiene miedo de qué les pueda llegar a pasar a ambos, Oa está a punto de llegar a la punta de Triangle, el punto sin retorno, pero Emma lanza un grito con todas sus fuerzas y Oa da un giro y corre hacia ella, en ese momento sintió un pequeño alivio, pero antes de que cruzara la calle para estar con ella, Oa es rodeado por un grupo de hombres, vestían ancho, eran de un color de piel oscuro y tenían un fuerte olor a marihuana en sus prendas. Emma ve en los rostros de estos cuatro tipos que sus intenciones no eran buenas.

Emma piensa más en Oa que en ella misma y se lanza por él, tres de los cuatro hombres quedan en shock por un segundo, pero uno debido a la sustancia que tiene en su cuerpo acciona un arma que lleva con él en su cintura. En todo Triangle se escuchan dos disparos y un sonido sordo producido por la boca de Oa y Emma, a lo lejos se ve un grupo muy grande de palomas volando, gemidos de Oa y un fuerte aullido de Cronos desde el balcón. Se pintan de rojo las calles de Triangle, los gemidos de Oa son cada vez más suaves y Emma solo puede verlo mientras se le cierran sus ojos con lágrimas en ellos, poco a poco la llama de la vida se apaga y ambos se van lentamente. Al parecer, el único que sabía que el tiempo había llegado, era Cronos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facultad de Ciencias de la Comunicación | Fundación Universitaria Los Libertadores | Vigilada Mineducación | Copyright © 2021 | Todos los derechos reservados

Connect